¿Cuál es el mejor collar para nuestro perro? Aquí te decimos cómo elegir

perro

Este viernes en De buenas pulgas te hablaremos sobre los distintos tipos de collares que existen, y cuál es el ideal para tu perro. Hay que recordar que el uso de collar es completamente recomendado para todos los perros, ya que allí es donde podemos ponerle nuestros datos, en dado caso que se pierdan.

Una parte importante del collar, es la correa que venga con él, ya que también hay varios tipos. Sabremos cuál elegir dependiendo de como sea nuestro perro.

  • Tamaño. Un collar demasiado grande puede resbalar, y un collar demasiado pequeño puede ahogar a tu perro o hacerle daño en su piel. Mide alrededor del cuello de tu perro y consulta una tabla de tallas para la marca de collar que planeas comprar.
  • Material. Te interesará elegir un material que sea resistente y duradero. Debe ser lavable y debe ser capaz de soportar algún mordisco en caso de que tu perro lo muerda.
  • Tipo. Hay varios tipos de collares y tendrás que elegir uno que coincida con el objetivo que tienes al utilizarlo. Si tienes un entrenador profesional, pídele su opinión sobre el tipo de collar que debes utilizar para las sesiones de entrenamiento. Si no tienes un entrenador, un collar de martingala es generalmente la opción más segura.

Collar estándar, ideal para cachorros

El collar estándar es aquel que solo agarra el cuello del perro y, en general, se encuentra fabricado en cuero o nylon. Aunque los de cuero se muestran más elegantes y sofisticados que los de nylon, los segundos son mucho más resistentes a los cambios climáticos, tales como agua o humedad.

Collar de semiahorque, utilizados para Agility

Los collares de semiahorque son aquellos que se cierran un poco cuando el perro tira de la correa, generando, así, un estímulo negativo en el can. Este tipo de collares no deberían superar un diámetro menor al del cuello de nuestro perro, por lo que no se tendría que pasar el límite de dañarlo ni producir problemas en su tráquea.

En general, los encontramos fabricados en nylon o metálicos, siendo los primeros menos dañinos que los segundos.

Este tipo de collares los suelen emplear los adiestradores profesionales o para la práctica de Agility. Para dueños principiantes o poco experimentados en la educación canina, no se aconseja el uso de este tipo de collar.

Collar de cabeza

El collar de cabeza agarra el cuello, justo por debajo del cráneo, y el hocico. La correa se encuentra sujeta en la parte inferior del hocico con la finalidad de controlar la dirección del animal. Suelen estar fabricados de nylon y, a menudo, se confunden con bozales.

Arnés, el más popular

El arnés es el tipo de collar favorito de la mayoría de dueños y veterinarios. No produce daño en el animal y nos ofrece toda una variedad de collares, cada uno diseñado para cubrir una función específica. Los podemos encontrar fabricados tanto de nylon como de cuero, siendo los primeros más cómodos y fáciles de limpiar. Todos los arneses son autoajustables y, en general, están compuestos por cintas anchas para favorecer la comodidad del perro.

Cedice: Llevar gallinas a las escuelas no resolverá la crisis humanitaria

El gato que acaparó los focos en estadio de la NFL sigue en las calles