Con Estos Tips, Sabrás Como y Cuándo llevar a tu Can al Veterinario

En tiempos de pandemia, podemos caer fácilmente en un verdadero estado de alarma. En ocasiones, sin necesidad.

En estos meses de cuarentena, con motivo del coronavirus y millones confinados en casa, surgen dudas acerca de la asistencia clínica para los animales con los que solemos convivir.

No siempre está claro si es mejor llamar al veterinario o acudir directamente a la clínica. En este sentido, hay muchas interrogantes referentes al veterinario y estado de alarma.

En primera instancia, hay que dejar claro que no hay evidencia clara, hasta ahora, de que el coronavirus afecte a nadie que no sea un ser humano. Las mascotas con quienes convivimos en casa no van a enfermar de la COVID-19 ni, por lo tanto, tienen la capacidad para contagiar a alguien con la enfermedad. Pero, no debemos obviar que, el resto de patologías que sí les afectan no se van a parar ante la emergencia sanitaria a nivel mundial.

Y es en este punto en el que nacen las incertidumbres alrededor del veterinario y el estado de alarma. Los veterinarios son, por su condición de médicos, sus servicios se catalogan de esenciales, pese a que muchos de ellos han cerrado sus clínicas como un acto de responsabilidad para limitar al máximo el salir de casa y, por ende, minimizar el riesgo de contagio.

¿Puedo ir al veterinario durante el estado de alarma?

Sí y, al mismo tiempo, no porque, durante el estado de alarma, no podemos dirigirnos directamente a la clínica veterinaria como podíamos hacer previo al confinamiento. No solo porque es probable que se encuentre cerrada, sino porque no van a atender a nuestro can sin cita previa.

Es una de las medidas que han tomado para limitar el riesgo de contagio del COVID-19 y, a su vez, evitar conglomerar a las personas y pueda aumentar el estado de alarma. Con ello, se minimiza tanto como sea posible el número de personas en consulta y, también, de personal.

Pero, por otra instancia, por supuesto que podemos ir al veterinario en puntuales -extremas- circunstancias. Cuando la dolencia del animal sea apremiante o que no pueda aguardar a que acabe el confinamiento. Sin embargo, recurrir a una asistencia adecuada debe cumplir con el protocolo de llamarle telefónicamente. Bajo ningún concepto, hay que ir a la clínica sin previo aviso.

Fedeagro: Inversión en el sector agrícola está por debajo de lo necesario

Al Navío: Avianca en la lucha por salvarse de la catástrofe