Lara: pacientes renales suplican prioridad para surtir combustible y poder cumplir su diálisis

Foto: Cortesía

¨Los pasamos a ellos primero porque están pagando", es lo que se escucha en estaciones de servicio del estado Lara. Pacientes renales ven con dolor 8 de cada 10 vehículos pertenecen a militares, policía o trabajadores de entes público y solo dos cupos son habilitados para pacientes o personal médico.

A pesar que desde la dirección de salud se prometió que personas con enfermedades crónicas y trabajadores de salud tendrían prioridad, todo quedó en palabras.

Con lágrimas en los ojos Linda Boscán se dirigió directamente a Carmen Melendez "nosotros defendemos nuestra diálisis que la están dañando en su gestión. Yo no he podido hablar con usted porque tengo que pasar ya ni sé por cuantos filtros". El mensaje de esta paciente renal fue replicado en twitter por periodistas, miembros de organizaciones de los DDHH y ciudadanos que se sumaron a su reclamo.

Foto: Cortesía

Con la etiqueta #Dialisisenriesgo hicieron sentir su preocupación por las consecuencias para su estado de salud el no tener una pronta respuesta.  Suspender una diálisis es acortar la vida de un paciente.

En Lara son unos 900 pacientes que deben someterse a este tratamiento para mantener su calidad de vida. Es una lucha constante pues la pandemia del coronavirus agudizó las dificultades que ya tenía. Daño de máquinas, falta de agua en las salas, más los gastos de alimentación y traslado.

Según informan los pacientes el ejecutivo regional habilitó algunas rutas que no se adaptan a los horarios de los centros de diálisis aumentando la crisis y angustia de los afectados.

Jesús Páez tiene 46 años es paciente renal, diabético e hipertenso. Además tiene amputación de miembro inferior derecho consecuencia de un accidente de tránsito. "He faltado a mis diálisis porque a las ambulancias privadas no les echan gasolina y una pública es imposible de conseguir".

Teme por su vida pues ya son varios días que ha suspendido la diálisis por no tener como trasladarse. Como Jesús cientos y de zonas criticas del estado donde persisten fallas del transporte público y servicios esenciales como el agua o la electricidad.

Foto: Cortesía

Con una ficha con sus datos, afectados mostraron su rostro y dejaron ver la tristeza y agotamiento que les produce clamar por el derecho a ser atendidos donde la crisis de salud es una rutina de años a la que ahora se suma el Covid-19. Riesgo al que, además, se exponen los pacientes que deben protestar y exponerse en estaciones de servicio y son mucho más vulnerables de contagio.

El llamado que hacen es que se habiliten estaciones de gasolina que agilicen el abastecimiento de gasolina, así como el servicio constante de agua y electricidad para evitar que pacientes pierdan la vida por falta de tratamiento.

Donde hubo fuego, cenizas quedan: han vuelto Brad Pitt y Jennifer Aniston

Juegos Olímpicos de Tokio comenzarán el 23 de julio de 2021