Morella volvió a la vida y se adapta a un mundo nuevo que no conocía

Foto cortesía

Luego de estar en cautiverio por 31 años Morella vuelve a la vida. Un grupo de especialistas está a cargo salud física y mental mientras se adapta a todos los avances tecnológicos de las últimas tres décadas.

La víctima presenta un cuadro de desnutrición y falta de vitaminas que está siendo atendida por médicos de la región.

Después de reencontrarse con su familia Morella hizo una petición Particular, pidió ver Pocahontas, una película que se estrenó en 1995.

Según lo contado por allegados de la víctima, Morella pide permiso para todo, incluso para sentarse y asomarse a la ventana. No duerme bien, aunque poco a poco se ha sentido mejor.

Al salir del cautiverio ha conocido las bondades del internet (conexión que no existía al momento de ser raptada), ha aprendido a enviar mensajes de texto y otras cosas que no sabía sobre la tecnología.

Morella estuvo raptada por Mathías Enrique Salazar Moure durante 31 años. Un año más que la máxima pena de cárcel en Venezuela. Cuando fue puesta en cautiverio no existía el internet, ni los celulares. No había caído el Muro de Berlín y el presidente de Venezuela era Jaime Lusinchi. Además, tampoco existía el chavismo.

En esas tres décadas vivió infinidad de tratos crueles a manos de Salazar Moure. Constantemente sufría abusos sexuales, y si se rehusaba a eso, el hombre no le daba comida durante días.

En uno de los apartamentos del piso 4, de la torre C de las residencias Los Mangos de Maracay, vio pasar, en la más dolorosa realidad, toda su juventud. En el inmueble no había luz, cuando llegaba la noche quedaba completamente a oscuras.

Su única distracción era un televisor que transmitía puros canales regionales y una radio. De comida solo recibía arroz con lentejas o huevos.

Antártida temperatura

Récord alarmante: La Antártida registró 18,3 °C, su temperatura más alta

¡Lo dice la ciencia! Robert Pattinson es el actor más guapo del mundo