¡DESGARRADOR! Pacientes renales en Carabobo mueren al no tener gasolina para dializarse

Nunca antes la gasolina se había convertido en una necesidad para mantenerse con vida. Pero para los pacientes renales ahora lo es.

Foto: Dayrí Blanco

 

Y no se trata de una exageración cuando ya dos carabobeños han muerto por no tener cómo llegar a hacerse las diálisis.

Hace poco más de una semana ocurrió. Mario De Sousa lo recuerda y no puede evitar sentirse mal. “Dos compañeros murieron porque no consiguieron combustible para ir a recibir sus tratamientos”.

A quienes no les funcionan los riñones tienen la incapacidad de filtrar adecuadamente los productos de desecho de la sangre, lo que provoca que en 24 horas comienzan a retener líquido en diferentes partes del cuerpo, y al llegar a los pulmones esto puede causar paro respiratorio o cardiaco. Y eso fue lo que ocurrió con dos pacientes de la entidad carabobeña recientemente.

“Necesitamos las diálisis de cuatro horas tres veces a la semana, sino contamos con la gasolina para llegar al sitio nos morimos”.

Pero eso no es todo. El personal de los centros de salud también tiene severas dificultades para trasladarse, es por eso que los pacientes se organizan para buscar a las enfermeras en sus casas. “Tenemos que hacerlo porque no hay gasolina para el transporte. Yo a las 6 am busco a varios y espero hasta las 9 pm para dializarme, salgo a las 10pm a llevarlos. Eso no es justo. Con esas calles oscuras nos exponemos, pero yo llevo a las enfermeras porque es mi salud, es mi forma de vida, no puedo hacer más nada”, relató Carlos Rodríguez, paciente renal.

Para ellos es imposible hacer largas colas por combustible. Cuando comenzó la crisis con el suministro podían ir, como sector priorizado, a la estación de servicio de la Redoma de Guaparo, en Valencia, pero con el paso de los días los problemas comenzaron a surgir. “Es catastrófico, no he podido llenar el tanque, eso es una mafia y contrabando de gasolina porque venden los puestos. Yo ni siquiera voy porque es imposible echar a menos que lleve un billete verde”, expresó Freddy Rojas, quien tiene una hermana que se dializa.

Estos pacientes no pueden en cola pasar los días que se requieren para poder surtir. “Son listas de tres o cuatro semanas y no podemos estar ahí ni un día, eso es matarnos porque necesitamos dializarnos”, dijo De Souza, quien recibe tratamiento desde hace cuatro meses, cuando su vida cambió por completo porque pasó de ser sostén de hogar a ocupar tres días de la semana en diálisis y el resto tratando de conseguir gasolina.

Afortunadamente los cortes eléctricos no los ha afectado recientemente, pero esto es gracias a los propios pacientes que se han encargado de comprar el gasoil requerido para las plantas cada vez que sea necesario.

En promedio son 800 pacientes renales que se dializan en Carabobo, 300 de ellos no utilizan la ruta del riñón, que habilitó la gobernación durante la cuarentena para su traslado, porque sus condiciones de salud no les permiten subirse a un autobús, además que quienes están registrados en el primero turno del tratamiento, que es a las 6 am, deben salir a las 4 am de sus casas y las unidades de este plan de la gestión de Rafael Lacava circula a partir de las 8 am.

Nueva esperanza para pacientes crónicos de COVID-19 - ¡Entérate!

Nueva esperanza para pacientes crónicos de COVID-19 - ¡Entérate!

El Pentágono niega que haya planes contra tanqueros de Irán

El Pentágono niega que haya planes contra tanqueros de Irán