Lejos de casa

Foto: Caraota Digital

Óscar Misle

Educador

“Lejos de casa” es el nombre de la serie documental que a través de cinco
cortometrajes muestran la dura y compleja realidad migratoria venezolana, desde
los sentimientos, vivencias y perspectiva del cuidador y de los niños y
adolescentes a quienes no les queda otra que quedarse en el país.

Según la Organización Internacional de Migración (OIM), 4.486.860 venezolanos
han migrado para poder sustentar sus hogares desde la distancia o encontrar nuevas posibilidades en territorios extranjeros. 901.868 niños se quedan en Venezuela a cargo de un padre o un cuidador.

Ante este panorama, Cecodap y Comunifilm Producciones, con el apoyo de la Unión
Europea y Save The Children Internacional, emprendieron un acercamiento
humano para entender la cara íntima de la migración en Venezuela desde la
perspectiva de quienes quedan a cargo de niños, niñas y adolescentes en el país.

«En contexto de migración lo que se amenaza es el derecho que tienen los niños,
niñas y adolescentes a crecer y vivir en familia. La migración que vivimos en
Venezuela es forzada y además impone un cambio de estructuras en la dinámica
familiar. Hay un duelo en este proceso que amenaza la integridad psíquica de los
niños», explica Carlos Trapani, coordinador general de Cecodap.

Su cotidianidad, esfuerzos y luchas son captados en Lejos de Casa. se estrenará
el sábado 9 de noviembre en la sala Paseo Uno del Trasnocho Cultural, a las
10:00 am.

Los cortometrajes reúnen diversos matices de esta dura situación que
experimentan los venezolanos. A lo largo de las piezas audiovisuales encontramos
elementos en común: el deterioro del poder adquisitivo por la hiperinflación, la
escasez de alimentos y medicinas, son las razones principales de la migración de
los padres quienes migraron para buscar mejor calidad de vida a sus hijos y
familiares.

Siempre existe la esperanza de la reunificación familiar en el país receptor. Los
que se quedan en el país les toca descubrir cómo lidiar con la ausencia y
reconfigurar la dinámica familiar.

 

¿Cuáles son estas historias?

 

El rodaje tuvo un largo periodo de exploración previa, acompañado con los
especialistas de Cecodap. Comunifilm trabajó con 29 profesionales de las ciencias
audiovisuales para maximizar la calidad del contenido. “El proceso de
investigación demandó la exploración minuciosa de nuestra realidad. La conexión
en rodaje con cada personaje fue determinante, pues compartieron sus vidas con nosotros, para poder entender lo que significa la distancia para el venezolano de hoy. Una experiencia humana y transformadora para todo el equipo que está detrás de la filmación de esta serie”, comenta Oriana Martínez, codirectora y productora general de Lejos de Casa.

Mirtha, una joven de 25 años asume el cuidado de su hermano Jesús de 10 años
luego de la emigración de sus dos padres a Panamá, convirtiéndose en su mamá.

Nancy, una abuela de 65 años debe lidiar con la brecha de edad y la dinámica del
mundo actual, al asumir la crianza de su nieto adolescente Frangeer de 16 años,
luego de que su madre emigrara a Chile.

Javier, un padre que se encarga de la crianza de su hijo Xavier de 6 años, luego
de la migración de la madre a Ecuador. Esta situación los ha empujado a
consolidar un lazo tan fuerte que el esfuerzo diario de su padre lo perfila como su
más importante superhéroe.

Los Peñaloza Guillén, una familia que debe reorganizarse para hacer más
llevadera la cotidianidad de Samatha (11 años) y Fabiana (7 años) luego de la
emigración de sus dos padres a Chile.

Los Gil Carrillo, unos abuelos que vieron emigrar a Camilo (4 años) junto a su
mamá y debido a las dificultades en el extranjero, hicieron todo lo posible para
traer a su nieto de vuelta.

Con la serie documental Lejos de Casa queda en evidencia que a pesar de que
enormes territorios que separan a las familias, el vínculo se fortalece con cada
llamada, mensaje y/o regalo materializado en Venezuela. El núcleo familiar vive
con intensidad el sacrificio que la circunstancia nacional los ha empujado a asumir
y mantienen la fe de un nuevo reencuentro

Hasta la próxima resonancia

maryory

¿Qué debemos conocer de la píldora de emergencia?

¡En serio! Rafael Lacava llenó el José Bernardo Pérez de Valencia