Tendencia a la extinción de los medios impresos musicales en Venezuela… ¡también!

Foto: Caraota Digital

OneChot

Músico

En tiempos no tan remotos, existían una amplia gama de medios impresos, destinados a difundir las diversas áreas y temáticas referentes a la música, o al menos tenían una sección dedicada a la misma.

Para nadie es un secreto, que como consecuencia de la coyuntura actual del país, mucho de estos medios han tenido que cerrar o migrar a los medios digitales. Hay publicaciones que siguen
apareciendo en formato impreso, que por lo general son revistas destinadas a la
fuente de farándula, que debido a su naturaleza, siempre atraerán a un número
significativo de lectores, pero que poco profundizan en las ofertas musicales de
los artistas que se fajan seriamente con sus propuestas.

No pretendo con este comentario denigrar de los medios dedicados a la farándula (que obviamente
están cumpliendo con su misión) ni a los artistas, cuyas actuaciones se reseñan en
tales medios.

Los periódicos tradicionales tenían su sección de artes y espectáculos, pero debido al cierre de muchos de ellos, ya han dejado de existir al menos en formato impreso. En la actualidad, aún persisten, más allá de sus líneas y políticas editoriales, El Universal, Últimas Noticias y 2001. Todos ellos, diarios capitalinos pero aún se logran conseguir físicamente en muchos estados del país.

Algunos de estos impresos, suelen traer una revista, de alta aceptación, encartada con la
edición del fin de semana. El Universal, Estampas; Últimas Noticias, Dominical, Meridiano , Meridianito y Síntesis; y 2001, Fascinación. En el caso del El Nacional venía con Feriado y Todo en Domingo. El Diario de Caracas, tenía El Diario en la Playa, Panorama de Zulia, El Impulso de Lara, La Nación de San Cristóbal y El Aragüeño de Aragua, continúan brindando sus espacios a la cultura musical en sus respectivas páginas web.

En realidad, ha habido revistas con una sección de arte y espectáculos. Como Exceso, Sala de Espera, la revista AviorAir de la aerolínea venezolana, la revista Semana, la revista People, la revista Zeta, la revista Rogue, la revista OK, y hasta la revista Playboy. El caso de la farándula también siempre ha tenido sus fieles vitrinas como es la revista Hola, la revista Ronda y pequeños facsímiles que han dejado de aparecer como Rumberos. Net y Rumbacaracas.com, que eran
pequeños encartados de sitios web dedicados a la rumba capitalina.

En el pasado reciente, existían varias revistas pequeñas dedicadas a la música 100%. Como el caso de la revista Play, la revista De Costa a Costa, la revista Dmente, la revista Somos Talento y, estoy seguro, que dejo por afuera otros medios.

Pero si hay que hablar de un caso en particular me referiría a Urbe. El caso de Urbe es significativo. Este era un periódico de formato tabloide, en el cual se exponían columnistas y se tocaban temas de todo tipo y siempre la música era su plato fuerte. Luego hicieron algo más de contenido erótico llamado Urbe Bikini, dónde muestran a chicas venezolanas en trajes de baño o parcialmente
desnudas e hicieron una revista que se mantuvo circulando más de tres años.

Ahora es solo un portal digital en el que siguen mostrando chicas en paños
menores, más algo de música y entretenimiento. También tenemos la experiencia significativa La Dosis, una de las publicaciones más relevantes del periodismo dedicado a la música y su amplio entorno. Esta publicación dirigida por Juan Carlos Ballesta, comenzó siendo impresa y
decidieron mudarse al medio digital, debido a los costos de producción y la merma de anunciantes.

Sus editores organizaban conciertos en paralelo al lanzamiento de la revista y el último fue realizado la segunda quincena de septiembre de 2017. Desde finales de enero del 2018, La Dosis opera desde Madrid y es totalmente digital. Pero siguen ofreciendo una ventana a la movida
cultural de Venezuela, al tiempo que ampliaron su espectro a la movida española,
que es gigantesca.

La Dosis ha estado en proceso de reestructuración y montar un nuevo equipo de redacción y fotografía. Pretenden crecer en el ámbito digital y abarcar más territorio en un país muy competitivo y de gran movimiento artístico y especialmente musical. Pero siguen constantes en querer informar al público lector del mundo por su web site www.ladosis.com.

En definitiva el futuro de los medios impresos referentes a la movida musical o muta hacia el área digital o desaparece. No solo porque la gente no está pendiente de la lectura en soportes impresos, sino porque las nuevas tecnologías son más llamativas para los jóvenes.

En particular, apuesto a la convivencia de la variedad de soportes y formatos para incentivar y preservar la lectura, como medio de esparcimiento, información y educación, por ello creo que hay que hacerles el aguante a los pocos medios impresos que quedan en el país.

@OneChot

Evo Morales: "Si vuelvo a Bolivia formaré milicias armadas"

Evo Morales: «Si vuelvo a Bolivia formaré milicias armadas»

ganadores

Estos fueron los ganadores de los Critics’ Choice Awards 2020