Lanzan en EEUU zapatos hechos de basura

Hasta hace 10 años la innovación era sinónimo de materiales químicos y plásticos altamente contaminantes, con los que se haría una zapatilla ultraligera y de alto rendimiento. Hoy, el progreso se desarrolla de la mano de la investigación eco-sostenible, lo que lleva a marcas como Nike a usar materiales reciclables.

La marca deportiva presentó esta semana la colección Space Hippie, cuatro zapatillas eco-friendly y con una estética muy del 2020.

Estas zapatillas están hechas con desechos industriales de fábricas y su producción reduce al mínimo las emisiones de carbono. La parte superior o upper está creada con un plástico reciclado ultraligero, mientras que la espuma de la suela usa tecnología ZoomX, que utiliza residuos plásticos para ofrecer un agarre perfecto.

No significa que la empresa lance los restos de su producción al espacio, sino que han decidido transformar el desecho que se genera en sus fábricas para elaborar los pares, aclara reseña en el 2001.

Su proceso de producción se basa en un diseño circular en el que lo que se elabora vuelve al origen para ser de nuevo utilizado. En cuanto al diseño, la marca del swoosh ha querido reforzar el aspecto industrial y futurista usando colores empolvados entre los que destacan los grises, combinados con naranja fluorescente muy del estilo Off-White.

La colección se compone de varios modelos, entre el que está los Space Hippie 1 y 4, modelos exclusivamente femeninos, de corte bajo y con un sistema convencional de cierre con cordones. Para hombre, están las Space Hippie 2, de corte alto y sin cordones, y las Space Hippie 3, que incorporan el sistema Flyease Fit y una lengüeta que recuerda a la de las Air Jordan 33 de 2018.

Los modelos Space Hippie 1,2 y 3 estarán disponibles a partir de la primavera de 2020, mientras que para los Space Hippie 4 saldrán en los meses de verano.

El Vapormax 2020 conserva su ADN tradicional con una visión futurísta. Los hilos multicolores están inspirados en una imagen de las pilas de residuos.

Excelencia. No hay marca deportiva en el mundo que entienda mejor el marketing y el futuro que la diosa griega de la victoria.

“El consumidor se preocupa cada vez más por la sustentabilidad”, aseguró John Donahoe, el nuevo CEO de Nike durante el Foro de la marca llevado a cabo en la ciudad de Nueva York a principios de mes.
La industria de la moda es la segunda consumidora de agua y responsable del 10% de la huella de carbono.

El mundo preocupado por el cambio climático se quedará solo si las grandes empresas deciden no entrarle a la batalla. Y las grandes empresas que no le entren se quedarán solas porque la generación Z consumirá y preferirá, por mucho (mucho más) que los millennials, los productos sustentables.

Fuera de control. En el comercial de estos zapatos se deja en evidencia que el problema de la basura no es cosa de juego: se está saliendo de control.

Es por eso que, tomando como inspiración a los astronautas, quienes crean cosas con lo que tienen a la mano decidieron comenzar a utilizar la basura como su materia prima, ya que lo único que sobra en el planeta Tierra es precisamente la basura.

Nike entregará a los atletas norteamericanos ganadores el modelo Nike Vapormax 2020 con los tenis hechos en un 75% de materiales reciclados, cuyo diseño lleva hilos de colores inspirados en una imagen de un montón de desechos.

Uno de los detalles más interesantes es que algunos pares no llevan trenzas, porque la tecnología FlyEase asegura que se ajustan mejor así al pie. Sin fecha específica de lanzamiento al mercado comercial, los rumores aseguran que después de terminados los Juegos Olímpicos será cuando los mortales podrán adquirir un par.

Seana Hannah, vicepresidenta de Innovación Sostenible de Nike, asegura que «el futuro de los productos será circular. Tenemos que plantearnos el proceso como un todo: cómo lo diseñamos, cómo lo hacemos, cómo lo utilizamos, cómo lo reutilizamos y cómo reducimos los residuos en cada fase (…) Estos son los principios básicos de una mentalidad circular para unas mejores prácticas». 

Las Space Hippie forman parte de una colección en las que la elección de los materiales, métodos de fabricación y embalaje se eligieron para reducir su impacto ambiental y hacer frente a la emergencia climática.

Aprueban en Florida propuesta para que padres autoricen abortos

mesero

«El mesero nalgón» es el relato erótico de este viernes (Gay XXX)