Migración de padres aumenta riesgo de maltrato y abuso de niños en Bolívar

Foto: Jhoalys Siverio

La Fundación Renacer, en Puerto Ordaz, es una de las pocas casas hogares de la ciudad que brinda protección a niños en situación de riesgo. Su plan es albergar a niños de entre 3 y 11 años de edad, aunque actualmente alberga a nueve niños y adolescentes en edades de un año y medio hasta 15 años, debido a la condición especial de dos de ellas.

Recientemente la Asamblea Nacional señaló que hay más de un millón de niños abandonados en el país, en parte por la migración de sus padres. Esto los deja en riesgo de maltratos o abusos. Legna Melo afirma que ha habido aumento de los casos, pero no todos llegan a saberse, porque no son denunciados, por miedo y por desconocimiento de que pueden hacer denuncia anónima.

Sobre los niños que albergan, señaló: «Hay unos que han sido golpeados, abusados sexualmente, maltratados, usados para robar, otros abusados por vecinos».

Mientras casas hogares como Renacer trabajan sin fines de lucro por brindarles protección, el Estado no garantiza ningún plan y muchos se mantienen vulnerables, con años esperando porque se le apruebe una familia sustituta de demostrarse que el abuso o maltrato vino de algún familiar.

«Lamentablemente el plan no existe. Se recomienda a los padres estar con sus hijos, si te vas del país, carga con tu muchacho, no dejarlo en manos de otros porque estás abriendo la puerta al maltrato o una violación. Son demasiados los niños en esa situación. Te vas a cualquier rincón de la ciudad y hay muchos niños abandonados», agregó Melo.

La Fundación  Renacer la preside Balbina De Abreu, con Legna Melo como directora y Bárbara De Abreu en la subdirección. Recientemente cumplieron nueve años en esta labor.

Luka Modric: «Es un orgullo haber dado el premio a Messi»

Venezolanos piden investigar supuesta trama de corrupción en la AN (video)